Remedios caseros para combatir la mucosidad de los niños

Remedios caseros para combatir la mucosidad delante de estos cambios de temperatura tan bruscos que estamos sufriendo en estas últimas semanas, si nosotros nos resfriamos con facilidad, ¡ Imagínense a nuestros pequeños!

El contagio en este tipo de enfermedades comunes es rápido y aunque tengamos mil precauciones todas son pocas. Por este motivo en este post queremos daros unos pequeños consejos de remedios caseros, para poder aliviar de alguna forma la mucosidad en la congestión nasal que sufren los niños

Remedios caseros para bebés:

  • Como a los bebés aún saben sonarse , es imprescindible que succionemos su mucosidad remedios caserosconstantemente para evitar la sensación de “atasco”. Después de esto deberíamos aplicarles sobre las fosas nasales vaselina para evitar irritaciones.
  • Otra cosa que funciona muy bien,  es insertarle cada cierto tiempo una gotitas de agua con un poco de sal en las fosas nasales. Esto hace que la mucosidad se reblandezca y sea más fácil y sencillo de expulsar.(Puedes encontrarla sin problemas en la farmacia)
  • Hay pomadas fabricadas sobre todo para los bebés de más de 3 meses y suelen contener pretolato, eucaliptos y aceites. El remedio consiste en masajear esta pomada en el pecho del niño, en su espalda y en su cuello.
  • Respirar el vapor y el aire húmedo ayuda a despejar la mucosidad de la nariz, un baño caliente, antes de llenar la bañera de agua tibia conviene primero echar agua bien caliente para que suelte buen vapor. Después se puede echar gotas de aceite de esencia de menta que se puede conseguir en las tiendas de productos dietéticos. Es importante que el baño se aísle bien para que no se salga el vapor y se puede colocar una toalla en la puerta si entra aire por ella.

Remedios caseros para niños de 2 años o más

  • Un remedio casero que suele funcionar muy bien son los vapores o los llamados vahos de eucalipto. El
    eucalipto,  es una planta que tiene unas propiedades aromáticas que permiten abrir bien los bronquios para poder respirar mejor, así como expulsar las flemas y mucosidades ¿Cómo hacerlo? Es muy simple, en una olla pon a hervir agua (1 litro aprox.) e introducimos en ella unas hojas de eucalipto. Lo herviremos durante un tiempo y lo retiraremos del fuego tapado con una tapadera para que no se escape el calor ni los vapores que suelta. Con cuidado de que no se queme colocamos la carita del niño justo encima de los vapores que desprende la cazuela tapando por encima la cabeza del niño con la toalla. ¿Por qué poner una toalla por encima? Pues porque la toalla permite que el calor se concentre y no se salga del lugar en el que lo queremos tener.
  • Otro de los remedios que va muy bien, es la colocación de una cebolla recién cortada  en la mesita de noche, esto hará que la mucosidad y la tos vaya desapareciendo y  el niño pueda dormir mejor.
  • Para que la mucosidad vaya disminuyendo lo mejor de todo es beber agua en mucha abundancia, de esta forma los irá eliminando más rápidamente.

Nos gusta recurrir a los remedios caseros antes de tomar algún tipo de medicina, tal como hacia mi madre cuando yo era pequeña, que mejor que seguir el ejemplo de una madre.

Un besazo enorme

to2

 

Deja un comentario